Laptop

La decisión de elegir una laptop antes de comprarla puede ser un caos si no se conocen los términos técnicos necesarios que por lo menos nos den una idea de cuál es nuestra mejor opción.

Si bien es cierto que al final todo depende de cuál es la principal necesidad que deseas cubrir y la finalidad que le darás a tu dispositivo, también es cierto que existen características básicas que debes tener en cuenta a la hora de elegir qué laptop comprar. Y aquí te diremos cuáles son.

Primero que nada, debes tener claro cuál va a ser el principal uso que le darás; es decir, con qué programas vas a trabajar más.

  1. Tamaño y peso

Si se busca una laptop que se pueda portar de un sitio a otro, el tema del peso y tamaño es clave. Si lo que se busca es portabilidad, un equipo de 17 pulgadas probablemente no sea lo mejor porque implicará un equipo más voluminoso. Lo ideal es pensar en una portátil con una pantalla de no más de 14 pulgadas y que no supere el 1,5 kg de peso.

  1. Procesador

Esto es la central de operaciones, el corazón de la laptop. Es lo que permitiría que el equipo funcione con rapidez o no cuando se realizan diferentes tareas. En este sentido hay que prestar atención a la cantidad de núcleos que tenga. Cuantos más haya mejor. 

Pero esto no es todo. También hay que tener en cuenta que muchas veces los procesadores cuentan con tecnología HyperThreading o SMT, que, por ejemplo, permite ejecutar dos tareas en un mismo núcleo. De ese modo, aumenta la capacidad del trabajo y el rendimiento.

 

Por todo esto a la hora de comparar procesadores es conveniente buscar los más nuevos, que implican tecnología que optimiza recursos.

  1. Memoria RAM

Como generalidad se puede decir que es conveniente que es mejor apuntar a equipos con mayor número de RAM porque esto permite que ejecuten más aplicaciones al mismo tiempo y que el sistema pueda acceder rápidamente a más datos en cualquier momento.

  1. Almacenamiento

Lo aconsejable es buscar una laptop que tenga una unidad de estado sólido (SSD) ya que ofrece mayor velocidad que un disco duro convencional. Además se ejecuta en silencio y es más efectivo.

  1. Placa gráfica

La placa puede estar integrada al procesador o bien ser una gráfica dedicada lo cual es importante sólo para los usuarios más exigentes que utilizarán el equipo para edición multimedia o gaming. Este tipo de tecnología encarece mucho el equipo con lo cual no hace falta buscar esto salvo que sea necesario. Para la mayoría de los usos, con la placa integrada alcanzará para realizar las tareas.

  1. La batería

Aquí hay que tener en cuenta la capacidad de la batería en vatios-hora (Wh) o miliamperios-hora (mAh). Cuanto más grandes sean estas cifras, más durará la batería. También es clave que la duración varíe en función del sistema operativo que se use, el brillo de pantalla, y los programas que se ejecuten entre otras cuestiones. Por eso es importante fijarse que cuente con carga rápida.

 

  1. El tipo de pantalla

El primer aspecto a tener en cuenta es la resolución. Como mínimo habría que apuntar a un display con 1920 x 1080 píxeles (Full HD) para tareas diarias. Claro que también hay equipos con mayor resolución, en 4K, pero esto encarece el equipo y vale la pena sólo para quienes utilizarán el contenido para edición multimedia o gaming.

  1. Puertos

Lo ideal es que la portátil tenga al menos un par de puertos USB 3.0 que son los más usados en la industria.

  1. Teclado

Para poder tipear con mayor comodidad, se sugiere contar con un teclado con suficiente tamaño y espacio, con respuesta rápida y, si es posible que esté retroiluminado porque esto podría ayudar a escribir en entornos con escasa iluminación.

 

Descúbre ásm conásejos al suscríbirte a nuesto Newsletter.

Subscríbete a nuestro newsletter

Las ultimas publicaciones en tu bandeja de entrada cada semana