celular

En varias ocasiones hemos tenido la oportunidad de cambiar el celular por uno más actual, sin embargo no siempre la primera opción es sacar uno directamente del proveedor.

 

La compra-venta de teléfonos de segunda mano ha tenido un auge considerable en los últimos años, pues son ofrecidos de manera particular y tienden a facilitarnos al ser ligeramente más económicos, sin embargo,  no queremos que corras riesgos al decidirte por esta gama de productos, por lo tanto te ofrecemos una serie de recomendaciones a seguir para tener una compra exitosa.

 

  • Infórmate del equipo: Es decir, localiza las ventajas y/o desventajas del mismo, información relevante, reseñas y demás información que pueda ser útil.
  • Accesorios: Parte de la investigación requiere que revises videos de UNBOXING o desempaquetados originales, y así saber qué viene en la caja. Mientras menos componentes originales tenga el empaque que te ofrecen, podrás reducir el costo un poco. 
  • Estado de la pantalla y los bordes: La pantalla no va a estar inmaculada, y es algo que debes entender de buenas a primeras. Es, seguramente, el componente más expuesto en un teléfono durante su uso. Si alguien le pone un protector, procura conseguir uno nuevo. Revisa los bordes, pues te puede dar una idea de la cantidad de caídas que el equipo ha tenido.
  • IMEI: Ahora que muchos países integran una lista negra, y que organismos reguladores dan de baja a los equipos con IMEI cambiado, es bueno que identifiques si el equipo mantiene su número de caja.
  • Actualización. Siempre debes preguntar en qué versión de sistema operativo se encuentra el equipo que estás comprando. 
  • Precio actual de uno nuevo. Si vas a comprar un equipo de segunda mano, debes conocer su precio actual en el mercado. De esa manera sabrás regatear el costo del equipo.
  • Revisa los conectores. Siempre revisa la calidad de estas entradas, pues podrían estar dañadas por el uso.
  • Estado de la batería. La batería es uno de los elementos más inciertos, pues no sabes si llega al 100% de carga, o si mantiene la autonomía en todo momento.
  • Tiempo de uso. Es importante preguntar cuánto tiempo de uso ha tenido el equipo antes de ser vendido. Lo ideal es que no haya tenido más de uno o dos meses de uso, pero esto puede variar en torno al tipo de uso.
  • Que esté reseteado. El teléfono no debe tener nada instalado, y debe llevarte a la pantalla de configuración desde que lo prendes.
  • No compres robado o en lugares clandestinos. Lo más importante es generar una cadena segura de compra y venta.

 

¿Has comprado teléfonos de segunda mano? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

 

Si deseas conocer más artículos Tech Bar® haz click aquí y sigue informado de lo nuevo en tecnología e innovación.

 

Subscríbete a nuestro newsletter

Las ultimas publicaciones en tu bandeja de entrada cada semana